CÓMO MEJORAR LA MOTRICIDAD FINA JUGANDO EN CASA: ACTIVIDADES Y TIPS

CÓMO MEJORAR LA MOTRICIDAD FINA JUGANDO EN CASA: ACTIVIDADES Y TIPS

Hola bonit@s! 

Vamos hoy a ver la segunda parte de este tema tan interesante como es la motricidad.

¿Qué es la motricidad fina?
Cuando hablamos de motricidad fina nos referimos a la coordinación de los movimientos musculares pequeños que ocurren en partes del cuerpo como los dedos, generalmente en coordinación con los ojos.


Como ya dije en el anterior post, en este íbamos a centrarnos en el área de la motricidad fina, que es la que comúnmente llamamos “destreza manual”. Así, denominamos habilidades motoras finas a los movimientos que producen las manos, las muñecas, dedos, pies, dedos de los pies, los labios y la lengua: pequeñas acciones que se producen como recoger objetos con el pulgar y el índice, usando un lápiz para escribir con cuidado, sostener un tenedor o cuchara…

Etapas y evaluación del desarrollo
Podemos hacer un seguimiento aproximado del desarrollo de esta destreza centrándonos en las siguientes etapas:
0-3 meses: seguimiento visual, abre y mira sus manos.
3-6 meses: agarra objetos.
6-9 meses: agarra objetos pequeños, manipula más de un objeto a la vez.
9-12 meses: introduce y saca objetos de una caja.
12-18 meses: pasa hojas de un libro.
18-24 meses: garabatea.
36-48 meses: corta papel con tijeras.
48-60 meses: agrupa por color y forma.

Juegos y actividades para trabajar la motricidad fina en casa:
1. Construcción de torres: con bloques de madera o goma espuma, anima para ir colocándolos unos sobre otros. Como variante podemos contar los bloques que vamos colocando o trabajando los conocimientos geométricos: cuadrado, triángulo, rectángulo… de los bloques.

2. Letras, números y figuras: haz sobre papel siluetas de letras, números y figuras simples. Después con plastilina imitar los dibujos de papel. Para mayor conservación, plastificar las hojas de los dibujos, taladrarlas y clasificarlas en un archivador de anillas.

3. Clasificación de formas y colores: suministrar a los niños un surtido de bloques de goma espuma con diferentes formas y colores. Después en cajas de cartón previamente pintadas con los colores principales, pedir a los niños que clasifiquen los bloques en las cajas correspondientes.

4. Ensartar cuentas: suministra al niño cuentas con agujero para ensartar y cordones de zapatos. Ellos deberán ir “cosiendo” estas cuentas. Como variante podemos ir nombrando los colores y contando las cuentas que se van metiendo.

5. Dibujar siguiendo los puntos: seguir la hilera de puntos con el lápiz intentando hacerlo despacio y sin salir de ningún punto. Se puede hacer una de muestra. Como variantes se puede volver a hacer sobre el lápiz pero con ceras de colores y decir el color exacto para que el niño lo use.

6. Dibujos de espirales: ir un poco más allá del garabateo e intentar hacer una espiral, primero sobre puntos y poco a poco sin seguir una muestra, libremente. Como variante al igual que el ejercicio anterior, se puede pedir que se haga en diferentes colores.

7. Entretejer: con plantillas perforadas y lana pedir que las vayan cosiendo de arriba a abajo y viceversa, primero sin seguir ningún esquema y cuando lo vayan controlando se puede pedir que hagan cuadrados, triángulos…

Hay una gran variedad de ejercicios sencillos que se pueden hacer en casa con cualquier material simple o elaborado por nosotros.
Como siempre digo, todo esto es orientativo, no se puede tomar al pie de la letra ya que el ritmo de evolución varía de un niño a otro e intervienen otros parámetros como son la maduración del sistema nervioso, la carga genética, el temperamento básico del niño, la estimulación ambiental…

Espero que os haya parecido interesante para trabaja con vuestros peques. Gracias por pasar y nos vemos en el próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.