EL DIBUJO INFANTIL: EXPRESIÓN E INTERPRETACIÓN

EL DIBUJO INFANTIL: EXPRESIÓN E INTERPRETACIÓN

Hola bonitos!

Me encanta todo lo relacionado con el arte. De pequeña siempre me recuerdo dibujando o haciendo manualidades y prefería que me regalasen ceras y libros de colorear antes que muñecas. Ahora en mi trabajo disfruto de mi hobbie e intento inculcar esta pasión por el dibujo tanto a mis alumnos como a mis niñas en casa.

Durante mi etapa de estudiante hice varios cursos relacionados con el tema y leí varios libros sobre la interpretación del dibujo infantil…podemos descubrir cosas curiosas.

El dibujo es una expresión de sentimientos y deseos que pueden ayudar a saber, por ejemplo, cómo se siente el niño respecto a su familia, su escuela, etc. A través de los dibujos de los niños se pueden observar detalles que a una persona mayor le puede pasar inadvertidos. Así, el dibujo puede ser, en la infancia, un canal de comunicación entre el niño y su mundo exterior, la primera puerta que el pequeño abra a su interior.

5 pautas de interpretación del dibujo infantil:

Existen algunas pistas que nos pueden orientar acerca de lo que dice el dibujo del niño. Sin embargo, no hay que olvidar que son pautas puramente orientativas. Según la especialista canadiense Nicole Bédard, el dibujo dice muchas cosas, como por ejemplo:

1. Posición del dibujo. Todo lo que dibuja el niño en la parte superior del papel está relacionado con la cabeza, el intelecto, la imaginación, la curiosidad y el deseo de descubrir cosas nuevas. La parte inferior del papel nos informa sobre las necesidades físicas y materiales que pueda tener el niño. El lado izquierdo indica pensamientos que giran en torno al pasado, mientras el lado derecho al futuro. Si el dibujo se sitúa en el centro del papel representa el momento actual.

2. Dimensiones del dibujo. Los dibujos con formas grandes muestran cierta seguridad, mientras los de formas pequeñas suelen estar hechos por niños que normalmente necesitan de poco espacio para expresarse, pero también pueden mostrar a un niño reflexivo o con falta de confianza.

3. Trazos del dibujo. Los continuos, sin interrupciones, suelen denotar un espíritu dócil, mientras el borrado o cortado puede revelar a un niño algo inseguro e impulsivo.

4. La presión del manejo. Una buena presión indica entusiasmo y voluntad. Cuanto más fuerte sea, más agresividad existirá, mientras cuanto más superficiales sean demuestra falta de voluntad o fatiga física.

5. Los colores del dibujo. El rojo representa la vida, el ardor, el activo; el amarillo, curiosidad y alegría de vivir; el naranja, necesidad de contacto social y público e impaciencia; el azul, la paz y la tranquilidad; el verde, cierta madurez, sensibilidad e intuición; el negro representa el inconsciente; el marrón, la seguridad y planificación. Es necesario añadir que el dibujo de un solo color puede denotar pereza o falta de motivación.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya parecido interesante y que investiguéis con vuestros peques. Esas pautas son simplemente unas pinceladas dentro del gran mundo que es el dibujo infantil. No debemos generalizarlas. Cada niño es un mundo, así como las reglas de interpretación del dibujo infantil. Si algo te preocupa en tu hijo, coméntalo al pediatra y, si es necesario, busca un especialista. Un abrazo y gracias por pasar!

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.