LA PREESCRITURA EN CASA VOL.2: ACTIVIDADES

LA PREESCRITURA EN CASA VOL.2: ACTIVIDADES

Hola bonit@s!
Como ya avisé en el último post, hoy vamos a continuar  con la segunda parte y continuación de este que se centraba en los utensilios y soportes para comenzar a trabajar la preescritura en casa.

Hoy vamos a centrarnos en las actividades, porque tanto desde mi trabajo como docente al igual que cómo madre, pienso que debemos de estimular esa creatividad que los niños nos van a mostrar en esos primeros trazos.

En las actividades de preescritura conviene trabajar los aspectos más básicos:

– Entre los tres y cuatro años:

El niño deberá controlar la posibilidad de frenar y dirigir el trazo, realizando rectas verticales y horizontales, trazar una cruz, cerrar una curva o dibujar espirales.

 

– Entre los cuatro y los cinco años:

Deberán de dominar los dos sentidos de la rotación, curvas abiertas y trabajar la orientación hacia arriba y hacia abajo.

También se introduce el ángulo y la diagonal mediante el cuadrado y el aspa.

 

Las  cenefas ayudan a introducir el concepto de serie gráfica, alternando diferentes figuras. Este es sin duda uno de mis ejercicios favoritos.

 

 

– Entre los cinco y los seis años:

Seguiremos insistiendo en los dos sentidos de la rotación, intentando que el control de trazo sea mas preciso.

Se trabajarán las orientaciones izquierda-derecha y arriba-abajo mediante curvas abiertas.

 

 

 

Se insisitirá en la continuidad y regularidad del trazo mediante cenefas.

Como vemos , los aprendizajes gráficos en principio son algo laboriosos pero para el niño no deberían convertirse nunca e aprendizajes mecánicos.  Para que esto no ocurra, el niño deberá poder relacionar las actividades gráficas con las demás actividades del ámbito psicomotor. Aquí  os dejo varios ejemplos muy interesantes de como relacionar movimientos con representaciones gráficas:

– Caída de objeto: línea vertical.

– Corro de niños: círculo.

– Caja, mesa…: cuadrado

– Caminos de recorridos: cenefas regulares o irregulares.

 

 

 

Desde luego, existen diversas posibilidades. Aunque al principio pueda verse como una pérdida de tiempo, no lo es en absoluto. Representa, para el niño, una motivación más viva y le permite profundizar su conocimiento del espacio y del tiempo, relacionando y comparando distintas percepciones y esto se notará en su desarrollo grafomotor.

Y aquí terminamos con el inicio de la preescritura. Espero que os haya parecido interesante y que la pongáis en práctica en casa, que es lo bonito de ésto, e id sacando vosotros vuestras propias conclusiones.

Nos vemos en el siguiente, muchas gracias por pasar!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.