LA SALIDA DE LOS DIENTES

LA SALIDA DE LOS DIENTES

Hola bonit@s!

Hoy vengo con un post que suele ser un quebradero de cabeza para los padres, la salida de los dientes.  En primer lugar, porque el niño se muestra irritable e incómodo y suele llorar sin que haya nada que le calme. El problema es que ésta es la única manera en que el niño puede comunicar que le pasa algo y puede obedecer a muchas otras razones.

SÍNTOMAS

Hay  síntomas que se asocian a la erupción de los dientes en las encías y que pueden deberse también a otras causas, como no querer comer, no dormir o despertarse a menudo llorando. Todo ello no hace más que causar la intranquilidad y la angustia de los padres, sobre todo si son primerizos y no son capaces de averiguar los signos inequívocos de que el problema radica en un diente que está saliendo.

La salida de los dientes produce dolor de encías en el bebé, por lo que es lógico que llore y se comporte con irritabilidad. Pero lo que realmente pone sobre la pista de la salida de los dientes es la salivación excesiva, el babeo constante que se produce por esta razón. Otro signo inequívoco es que los muerde todo, hasta el punto de que se lleva continuamente las manos a la boca, incrementando así la generación de saliva.

CÓMO ALIVIAR EL DOLOR

Sea cual sea la edad a la que le salen los dientes al bebé, una vez le han empezado a salir, hay que adoptar algunas recomendaciones importantes para aliviar el dolor causado por la dentición en las encías del bebé:

– Envuélvete un dedo con una gasa estéril y masajéale la encía. Ésta es una de las formas más eficaces para aliviarle el dolor y las molestias de la dentición.

– Otra forma de aliviar al pequeño en la salida de los dientes consiste en frotar la encía con un trozo de hielo, también envuelto en una gasita.

– También se le pueden ofrecer un mordedor especial de goma dura, que proporcionan alivio a las encías y, gracias a su forma y a sus colores, distraen de la molestia causada por los nuevos dientes. Algunos modelos se pueden enfriar en el frigorífico: el frío acumulado en el gel, que estos mordedores contienen, ejerce un efecto anestético y calmante sobre la zona afectada, aunque yo no soy muy partidaria de estos, sobre todo si os pilla la época de invierno.

– Existen, asimismo, pomadas específicas para calmar el dolor ocasionado por la salida de los dientes, que tienen un efecto anestésico y que son naturales, aunque la pediatra de mis hijas nunca ha estado muy a favor de ellas ya que opina que endurecen demasiado las encías lo que luego es peor cuando finalmente los dientes salen.

ORDEN DE APARICIÓN DE LOS PRIMEROS DIENTES

El orden en que aparecen los brotes de los primeros dientes es distinto de unos niños a otros y, en el tiempo de aparición, juega un papel muy importante la genética. A Candela le salieron antes del año, en cambio Sofía tiene 14 meses y nada de nada. Es más, pensábamos que los incisivos inferiores estaban a punto y la pediatra el otro día nos dijo que aún no. En cambio, la experiencia ha revelado que la espera tiene su recompensa: los dientes que salen más tarde están mejor formados y su dentina es más resistente a la formación de caries.

En cuanto al orden, lo habitual es que primero salgan los incisivos centrales inferiores, luego los superiores, posteriormente los incisivos laterales, después los caninos… y así hasta la erupción de los molares, que suelen ser los últimos y que asoman alrededor de los 30 meses. En general, los bebés completan su primera dentadura de leche, que alberga 20 piezas, alrededor de los dos años y medio, aunque se considera normal que unos la consigan antes y que otros tengan que esperar un poco más.

La salida de los dientes en los bebés prematuros se produce algo más tarde y, en la aparición de la dentición temporal, no suele haber diferencias entre niños y niñas. Sin embargo, en la erupción de los dientes definitivos, se observa un adelanto de entre 6 a 12 meses en las niñas con respecto a los niños, debido a la influencia hormonal.

Y hasta aquí el post de hoy. Si estáis pasando por la etapa de dentición de vuestros peques, ánimo! porque a veces es  bastante desesperante. Nos vemos en el siguiente post y como siempre, muchísimas  gracias por pasar por aquí.

Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.